Diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer 

Diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer 

 

Mayormente la gente que padece de la pérdida de memoria severa u otros síntomas relacionados con el Alzheimer no suelen darse cuenta del problema que tienen. Ellos puede que no deseen ponerle verdadera atención a sus síntomas ya sea por vergüenza o por miedo a admitir que existe un problema.

 

Dichos síntomas a veces pueden ser más obvios para los familiares, amigos y personas que los rodean que para la persona que los tiene. Aunque todavía  no existe un examen que pueda probar que alguien tenga Alzheimer, un médico puede diagnosticar el Alzheimer con un 90% de exactitud.

 

Primer paso para diagnosticar el Alzheimer. ¿Cómo encontrar el doctor correcto? 

 

El primer paso para dar con un diagnóstico acertado es encontrar un doctor de confianza con el que usted se sienta bien.  No hay solo un tipo de doctor que se especialice en diagnosticar o tratar la pérdida de memoria y el Alzheimer.

 

Muchas personas recurren a su médico internista o de atención primaria para exponer su situación. Los doctores de atención primaria se suelen encargar del proceso de diagnóstico y pueden dar el tratamiento ellos mismos.

 

En muchos casos, puede que el médico de atención primaria decida referir al paciente a un especialista tal como un:

 

  • Neurólogo: El cual está especializado en enfermedades del cerebro y del sistema nervioso
  • Psiquiatra: Quien es especialista en los desordenes que afectan o impactan el estado de ánimo o la forma en que funciona la mente.
  • Psicólogo: Es un profesional que cuenta con un entrenamiento avanzado para evaluar la memoria, capacidad para resolver problemas, concentración, lenguaje y otras funciones mentales.

 

Para su visita al doctor

 

Recuerde que la principal fuente de información importante para realizar el diagnostico de forma apropiada es usted mismo (paciente, o persona cercana al mismo), por lo tanto debe recurrir al médico con la siguiente información.

  • Lista de verificación para concretar su cita con el doctor
  • Lista de verificación de mínimo 10 Señales de advertencia de Alzheimer, o posibles síntomas que lo hacen pensar que padece de esta enfermedad usted o su pariente.

 

  • llevar consigo los principios de un diagnóstico digno, los cuales puede descargar de la red de internet.

 

 Cómo se evalúa el estado de ánimo y el estado mental 

El estado mental se debe evaluar para brindarle a su médico una idea general de cómo y qué tan bien está funcionando la mente. Este examen da un panorama general sobre si la persona:

  • Es consciente de que tiene los síntomas del Alzheimer.
  • Está ubicado en cuanto a espacio y tiempo, es decir que, sabe la fecha, la hora, y adónde se encuentra.
  • Es capaz de recordar y reconocer el sentido de una lista corta de palabras, puede seguir instrucciones y hacer cálculos aritméticos simples.

 

El doctor puede realizarle preguntas a la persona  como cuál es su dirección, qué año es y quién es el presidente del país donde vive. Puede que al paciente se le pida que deletree alguna palabra al revés, que dibuje algún objeto como un reloj, un auto  y que copie algún diseño.

 

El doctor también puede evaluar el estado de ánimo del paciente y el sentimiento o la sensación de bienestar de la persona para detectar si hay depresión u otra enfermedad o trastorno que pueda causar pérdida de memoria y confusión.

 

Examen físico y exámenes para el diagnóstico 

 

El doctor hará algunos procedimientos para evaluar el estado de salud en general de la persona, como su dieta, escuchar su corazón, o tomar la presión arterial. Se harán algunas pruebas de sangre y de orina y puede que se ordenen otros exámenes de laboratorio importantes para analizar si se trata de Alzheimer o de otra enfermedad o trastorno.

 

 ¿Qué se logra descartar con la realización de los exámenes de laboratorio? 

 

La información que pueden brindar estos exámenes puede ayudar a los médicos a identificar problemas como anemia, problemas de los riñones o del hígado y diabetes, deficiencias de algunas vitaminas, anormalidades en la  glándula tiroides y problemas de los vasos sanguíneos o del corazón. Todas estas condiciones mencionadas, pueden causar confusión, problemas relacionados con la memoria u otros síntomas similares a la Demencia.

 

 Examen neurológico para diagnosticar el Alzheimer 

 

Los Neurólogos son especialistas en los problemas relacionados con el cerebro y el sistema nervioso, así que, el neurólogo evaluará de forma muy cuidadosa a la persona para poder determinar si hay señales de otro tipo de problema en el cerebro que no sea Alzheimer.

 

El doctor también va a evaluará los reflejos de la persona, el movimiento de los ojos, el equilibrio, el lenguaje y la sensibilidad. El doctor buscará señales de derrames cerebrales pequeños o grandes, tumores cerebrales, enfermedad de Parkinson, alguna acumulación de líquido en el cerebro y otros males que también pueden perjudicar la memoria y la capacidad de pensar.

 

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer? 

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer? 

 

El Alzheimer es una enfermedad cerebral que causa problemas con la forma de pensar, con la  memoria, y la manera de comportarse o el carácter. Esta enfermedad no es una forma normal de envejecer.

 

El Alzheimer suele empeorar al pasar el tiempo y es fatal. Aunque existen síntomas variados, la mayoría de las personas experimentan pérdida de memoria severa, lo que afecta las actividades cotidianas, el cuidado personal y la habilidad de gozar pasatiempos que la persona disfrutaba anteriormente.

 

La Enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia

 

El Alzheimer es la forma más común de demencia. El término demencia es un término general que se usa para describir la pérdida de memoria y de otras habilidades intelectuales, la cual es tan severa que interfiere con la vida diaria del individuo.

 

Del 60 al 80 por ciento de los casos de la demencia son producto de la enfermedad de Alzheimer. Debido a que un 70 por ciento de las personas que padecen de Alzheimer viven en sus hogares, el impacto de dicha enfermedad a su vez se extiende a millones de familiares, cuidadores y amigos.

 

Síntomas comunes de la enfermedad de Alzheimer 

 

La enfermedad de Alzheimer empeora con el transcurso del tiempo y es fatal. Aunque existen muchos síntomas, los más comunes son la sensación de confusión, la desorientación en lugares conocidos, colocación de objetos fuera de su lugar correspondiente, y problemas con el habla y/o la escritura.

 

Factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer 

 

El Alzheimer es una crisis que amenaza a todas las comunidades del mundo. Sin embargo aún no ha sido reconocida debidamente por las autoridades gubernamentales y de salud.

 

Existen crecientes evidencias que indican que los factores de riesgo en enfermedades vasculares como la diabetes, la obesidad, la presión alta y el colesterol alto, pueden ser factores de riesgo muy determinantes  para padecer la enfermedad de  Alzheimer y la demencia.

En los últimos años los científicos han encontrado nuevas evidencias que podrían relacionar el Alzheimer con la diabetes tipo 2. Cabe destacar que los latinos representan un alto porcentaje de cada uno de los factores de riesgo mencionados anteriormente. Debido a que la ingesta diaria de

 

 ¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Alzheimer? 

 

Es importante que conozcamos cuáles son las señales de la enfermedad de Alzheimer. Así lograremos reconocer dichas señales a tiempo, y de esta manera, poder buscar la ayuda necesaria para aprender a sobrellevar esta enfermedad, Algunas señales de dicha enfermedad están listadas a continuación:

 

 Señales tempranas 

  • presentar dificultad para recordar cosas, como fechas importantes, y nombres de los allegados.
  • realizar la misma pregunta una y otra vez, sin darse cuenta de ello.
  • Tener problemas al pagar las cuentas mensuales o al resolver operaciones de matemáticas sencillas.
  • Perderse con facilidad, no recordar direcciones.
  • Perder o extraviar objetos o ponerlos en lugares extraños.

 Señales posteriores 

 

  • Olvidar cómo es el procedimiento de cepillarse los dientes o peinarse, o asearse.
  • Estar confundido en cuanto al lugar, espacio, tiempo y no lograr identificar a las personas que lo rodean.
  • Olvidar los nombres de cosas comunes, como un televisor o, una manzana o casa
  • Deambular lejos de su casa, sin poder establecer la ruta de regreso a la misma.

 

 Deterioro cognitivo leve 

 

Algunas personas mayores desarrollan una condición llamada deterioro cognitivo leve (DCL). Esto puede convertirse en una señal temprana de Alzheimer. Pero no todas las personas mayores que sufren de DCL desarrollarán la enfermedad de Alzheimer.

 

Las personas con el trastorno de DCL pueden cuidar de sí mismas y realizar sus actividades normales a diferencia de las que padecen de Alzheimer ya que estos no son capaces de cuidar de sí mismos cuando se pierden totalmente las facultades mentales.

 

Problemas de memoria del DCL 

  • Perder objetos a menudo
  • Olvidarse de ir a acontecimientos o citas
  • Tener problemas para comunicarse al no encontrar palabras que otras personas de la misma edad.

 

Diferencias entre la enfermedad de Alzheimer y el envejecimiento normal 

La información que se presentará a continuación puede ayudarle a comprender las diferencias entre las señales normales del envejecimiento y la enfermedad de Alzheimer.

 

Enfermedad de Alzheimer Envejecimiento normal
Mostrar falta de juicio y tomar malas decisiones casi todo el tiempo Tomar una malas decisiones de vez en cuando

 

Presentar problemas con el pago de cuentas mensuales Olvidarse de pagar una cuota mensual de vez en cuando

 

Perder la noción del día,  la fecha o la época del año en la que se está Olvidarse qué día es y posteriormente recordarlo
Incapacidad para tener una conversación Algunas veces olvidar qué palabra se iba a utilizar
Colocar objetos fuera de su lugar a menudo y no lograr encontrarlas Perder objetos de vez en cuando

 

 

 

 

 

 

 

Síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Más que olvidos

Síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Más que olvidos

 

El olvido es algo normal en todas las edades. Cuando se realiza el diagnóstico de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, la pérdida de la memoria suele ser el primer factor en el que piensan los familiares y el paciente, si estos no tienen conocimientos previos de dicha enfermedad.

 

Pero este padecimiento no sólo se caracteriza por olvidos recurrentes y pérdida progresiva de la memoria, sino que incluye otros síntomas igual de importantes y determinantes.

 

 La Enfermedad de Alzheimer se trata de algo más que la pérdida de la memoria 

 

La mayoría de las personas suelen relacionar a la enfermedad de Alzheimer con la pérdida de la memoria, sin embargo existen una serie de síntomas que son igual de relevantes que los olvidos recurrentes que acompaña esta enfermedad en los que se destacan los síntomas cognitivos.

 

Los síntomas cognitivos más frecuentes 

 

Como ya hemos mencionado existen síntomas cognitivos que también pueden servirnos de alerta para poder dar un diagnóstico acertado de la enfermedad de Alzheimer, ya que no todas las disminuciones de la memoria están relacionadas con el Alzheimer. Entre estos síntomas podemos destacar los siguientes:

 

Lenguaje

 

La alteración en la expresión y el lenguaje es un síntoma característico de la enfermedad de Alzheimer y como consecuencia la comunicación con pacientes que padecen de esta enfermedad será cada vez más complicada.

 

En un principio, la falta de comunicación se puede derivar por el miedo o la vergüenza de la persona a que los demás reconozcan sus fallos. “Con el paso del tiempo, además de la expresión, también se ve afectada la comprensión del lenguaje, al igual que suele mermar la capacidad para la lectura y la escritura”.

 

 La desorientación

Es otro rasgo característico de las personas que padecen la  enfermedad de Alzheimer este síntoma suele aparecer relativamente pronto lo que origina problemas en la convivencia y en las actividades cotidianas.

 La desorientación consta de tres niveles:

1 nivel temporal: (en este nivel se pierde  la noción de la fecha y el día en el que nos encontramos. De ahí se destaca la importancia de mantener rutinas).

 

2 nivel espacial: ocurre desde desorientación en lugares no muy familiares hasta en el propio domicilio.

 

3 nivel personal: en la fase moderada, la persona no es capaz de reconocer su propio yo, sus gustos, aficiones, pasatiempos, en esta fase ocurre una desconexión con su esencia, no se logra reconocer a las personas de su entorno y sus familiares.

 

Atención

 

Las personas que sufren la enfermedad de Alzheimer padecen de un trastorno llamado aprosexia, que se define como la incapacidad de una persona para fijar la atención y esto puede ser causado por un déficit senso-neuronal o mental. Sin embargo, existen diferentes factores que logran favorecer el mantenimiento de la atención, como son la potencia del estímulo a través de  colores fuertes y vivos, actividades con movimiento, y sonidos fuertes o alegres, entre otros, también pueden usarse estímulos que provocan emociones.

 

 Agnosia

 

Se define como agnosia,  como el no reconocimiento del mundo exterior que nos rodea a través de los diferentes sentidos (vista, oído, olfato, tacto, gusto) sin que los mismos se encuentren alterados o dañados. Produce que no se logre el reconocimiento de caras familiares, de objetos o cosas, de sonidos, de olores, Etc.

 

 Apraxia

 

Se define como apraxia a la incapacidad para realizar movimientos o gestos dirigidos a un determinado fin. La apraxia puede ser ideomotora que es la incapacidad de realizar gestos simples de forma automática, ni a la orden ni por imitación, ó apraxia ideatoria que es la incapacidad para realizar movimientos y gestos secuenciales, y apraxia constructiva que es la incapacidad de ejecutar los movimientos y gestos que sean necesarios para realizar una acción determinada.

 

 Cálculo 

 

La capacidad de calcular problemas y operaciones matemáticas es otro signo importante que se debe tomar en cuenta al momento de realizar el diagnóstico de Alzheimer, En primer lugar se puede ir deteriorando la capacidad para resolver problemas complejos y posteriormente se dificulta o imposibilita la capacidad para realizar operaciones aritméticas más sencillas. Ya que los números pierden su valor simbólico en los pacientes con Alzheimer.

 

 Esquema corporal

 

Se define como esquema corporal a la representación y significación que tiene cada uno de su propio cuerpo. En los pacientes con la enfermedad de Alzheimer, la concepción del cuerpo humano, la posición y sus diferentes partes o miembros  se encuentra deteriorada. Conceptos tales como derecha,  izquierda, adelante, detrás, lejos o cerca van perdiendo su sentido lógico. Luego aparecerán problemas para moverse en ciertos espacios y para encontrar su posición dentro dicho espacio y con respecto a los demás y el entorno.

 

Como hemos visto, la enfermedad de Alzheimer es un padecimiento que va más allá del olvido o la perdida de la memoria, es una enfermedad muy seria que afecta no solo a la persona que es diagnosticada sino también a sus seres queridos y cuidadores.

¿Por qué nos falla la memoria?

¿Por qué nos falla la memoria?

 

Muchas veces, algunas personas olvidan cosas o actividades de forma temporal, es decir, en ese momento no logran  recordar algo que debían hacer, pero, ¿por qué falla la memoria?

 

Existen causas diversas que van desde el estrés, la falta de sueño o insomnio, hasta la realización de varias cosas a la vez; ahora bien, existen otras causas que favorecen la pérdida temporal.

 

No dejes que se apague tu cerebro 

 

Es necesario, tratar de mantener alerta nuestro cerebro, pero sin llegar al extremo de saturarlo, ya que puede ser algo contraproducente para el mismo, ya que al tener que organizar muchas cosas a la vez, decide apagarse por un momento.

 

La falta de memoria es un problema común, a esto se le llama pérdida de memoria transitoria. Existen muchas causas que detonan este problema, y aunque no sea grave, sí puede interferir con las actividades diarias. Entre las más comunes destacan las siguientes.

 

 14 causas que contribuyen a la perdida de la memoria 

 

  1. La menopausia: Los problemas de memoria son muy comunes en las mujeres que están en la etapa de la menopausia, esto se debe a todos los cambios hormonales que se presentan, sin embargo, la perdida de la memoria es temporal, ya que una vez superada la menopausia, todo vuelve a la normalidad.

 

  1. Embarazo: Los niveles de hormonas segregados durante el embarazo generan una notable debilidad en la memoria, es decir, afectan al cerebro, por eso las mujeres embarazadas son más olvidadizas.

 

  1. Quimioterapia: Los pacientes que padecen cáncer y que son sometidos a tratamientos de quimioterapias, experimentan la pérdida de memoria transitoria, debido a que se combinan factores como la enfermedad y el estrés.

 

  1. Fatiga crónica: Las personas con cansancio crónico suelen perder la memoria a corto plazo, y esto puede ir acompañado de dolores de garganta, inflamación de ganglios linfáticos, dolores musculares, de cabeza y articulaciones.

 

  1. Mala alimentación: La deficiencia de vitaminas B1 y B12 disminuye la memoria, por lo que debes incluir en tu ingesta diaria grasas y proteínas de alta calidad, para que tu cerebro funcione correctamente.

 

  1. Uso de medicamentos: los antihistamínicos, antidepresivo, relajantes musculares, píldoras para dormir, tranquilizantes medicinas para combatir la ansiedad y los analgésicos son medicinas muy fuertes que contribuyen en la pérdida de memoria transitoria.

 

  1. Beber en exceso: el alcohol daña las células cerebrales y las neuronas, debido a esto, luego de una borrachera se presentan lagunas mentales. Con el tiempo, el daño cerebral puede ser permanente.

 

  1. Fumar: el tabaquismo reduce considerablemente la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, por lo tanto, perjudica el funcionamiento del cerebro.

 

  1. Consumo de drogas: El uso continuo de drogas provoca cambios en las sustancias químicas que segrega el cerebro, lo que dificulta recordar las cosas.

 

  1. Falta de sueño: tanto la calidad como la cantidad del sueño afectan la memoria. Si duermes poco o te despiertas frecuentemente durante la noche, puedes sentirte fatigado y agotado. Y este cansancio interfiere con la capacidad de fijar la información y de recordarla después.

 

  1. Edad: La pérdida de la memoria a corto plazo, es parte del envejecimiento, incluso cuando esta afección no está asociada con enfermedades. A medida que envejecemos, más información se va almacenando en el cerebro y es fácil ir olvidando los pequeños detalles. La memoria a corto plazo a causa del envejecimiento natural se da de forma gradual.

 

  1. Cambios hormonales: Los cambios hormonales son otra causa del olvido. Las mujeres que se encuentran en peri-menopausia o en las primeras etapas de la menopausia, pueden experimentar la pérdida de memoria a corto plazo, como consecuencia de los cambios en los niveles hormonales. Esto también puede ocurrir en hombres y mujeres que se someten a cirugías que modifican los niveles hormonales del cuerpo.

 

  1. Carencia de fluído cerebral: La falta del flujo sanguíneo al cerebro es causado mayormente por la tensión, puede resultar en la pérdida de memoria a corto plazo. En estas condiciones, la pérdida de memoria es reversible al mejorar el flujo sanguíneo al cerebro y reduciendo los niveles de estrés. Dependiendo de la causa del flujo de sangre comprometido, que puede derivarse por el estrés o las hormonas, los métodos de tratamientos varían.

 

En general, dormir entre seis y ocho horas por la noche y reduciendo el estrés a través de la meditación, infusiones relajantes, baños calientes, contribuirá a la preservación a corto plazo.

 

  1. Las enfermedades y el trauma cerebral

Otros problemas graves que pueden ser causantes del olvido a corto plazo incluyen la enfermedad de Alzheimer, los tumores cerebrales o los traumatismos cerebrales. Es importante hacerse chequeos médicos para descartar algunas de estas afecciones que causan la pérdida de memoria.

 

 

La demencia y sus características principales

 La demencia y sus características principales 

 

Muchos se han preguntado ¿qué es la demencia? La demencia es una serie de síntomas que están relacionados con el deterioro de ciertas capacidades cognitivas y la pérdida de la memoria. Los diferentes tipos de demencia empeoran con el paso del tiempo y son por lo general irreversibles.

 

 Causa común de la demencia

 

La causa más común de la demencia es la enfermedad de Alzheimer y debido a esto ha sido la causa mejor estudiada, esta llega a afectar hasta un 70% de las personas que han sido diagnosticadas con la demencia.

 

Las personas que padecen de demencia mayormente necesitan ayuda para su cuidado personal. Pueden presentar dificultad a la hora de comunicarse  con los demás. Se les pueden dificultar las tareas cotidianas como preparar las comidas, asearse, y conducir.

 

¿Cuáles son algunos de los síntomas o características observables de la demencia? 

 

Los síntomas de la demencia pueden ser variados dependiendo del diagnóstico. En la mayoría de los casos, las personas que sufren de este trastorno sufren una pérdida gradual de la memoria y otras funciones cognitivas importantes.

A medida que va progresando la enfermedad, la persona puede ir experimentando los siguientes síntomas:

  • Confusión
  • Desorientación en lugares conocidos
  • Dificultades en el trabajo
  • Problemas para tratar sus propios asuntos personales como: las finanzas, las labores del hogar, o el aseo personal)
  • Depresión (a medida que la persona va descubriendo que tiene ciertas discapacidades)
  • Cambios en la personalidad
  • Pérdida apreciable de memoria
  • Dificultad en seguir instrucciones sencillas
  • Dificultad para tragar

Disminución de las destrezas de comunicación

  • Durante la etapa avanzada de la enfermedad, incapacidad de alimentarse, caminar solo o hablar de forma coherente.

 ¿Cómo se diagnostica la demencia? 

 

Es necesario efectuar un estudio médico completo para descartar otras causas de la disminución de las capacidades cognitivas. Por ejemplo, las interacciones con algunos medicamentos ó pequeños derrames cerebrales que pueden ser causantes de la demencia.

 

También, es posible que se realice un diagnostico de Alzheimer si no se encuentra a otra causa para la misma. Sin embargo, no se puede hacer un diagnóstico definitivo de la enfermedad de Alzheimer a menos que se efectúe un examen del cerebro durante la autopsia.

El equipo de profesionales que participa en el diagnóstico de la demencia puede incluir:

  • Médicos
  • Neurólogos
  • Psicólogos
  • psiquiatras
  • Patólogos del lenguaje y el habla (también conocidos como: logopedas, terapeutas del habla, fonoaudiólogos o foniatras)
  • Terapeutas ocupacionales
  • Trabajadores sociales
  • Miembros de la familia y otras personas que se encuentran al cuidado del paciente.

 

El equipo realizará preguntas concernientes a la memoria y otros problemas que pueda tener el paciente. También se recopilará información sobre el impacto en que estos problemas afectan las actividades diarias.

 

Se pueden realizar varias pruebas para evaluar funciones cognitivas. El diagnóstico y el tratamiento dependerán mayormente de los resultados de la evaluación.

 

 ¿Cuáles son los posibles tratamientos para la persona con demencia?

 

Existe una variedad de medicamentos que pueden contribuir a  retardar la progresión de los síntomas, pero no ofrecen revertir  los daños causados por la enfermedad. Lo más común es que se usen técnicas cognitivas, conductuales y de comportamiento para ayudar al paciente a recordar información importante o a efectuar las actividades diarias.

El patólogo del habla y el lenguaje puede ayudar a los pacientes con demencia a usar o definir estrategias para conservar el mayor tiempo  posible las funciones cognitivas y de comunicación. Algunos ejemplos de estas estrategias son:

  • usar ciertas pistas por escrito para ayudar al paciente a recordar y a  completar algunas tareas.
  • elaborar “cuadernos de memorias” para ayudar a recordar la vida e información personal de la persona que padece demencia.
  • capacitar a los miembros de la familia y personas que cuidan del paciente para comunicarse con más facilidad con la persona que tiene demencia.

 

El objetivo principal de toda intervención es conservar la mayor cantidad de tiempo la calidad de vida de la persona.

 

¿Qué se puede hacer para obtener mejor comunicación con la persona que tiene demencia?

 

Las personas que cuidan al paciente con demencia pueden hacer ciertas cosas para ayudarles a funcionar de mejor manera en su vida diaria. A continuación algunas técnicas de utilidad:

 

  • Repetir información relevante al hablar con la persona con el fin de ayudarla a concentrarse
  • Al momento de comunicarse brindarle opciones a la persona que padece la enfermedad, en vez de hacerle preguntas generales como: “¿Quieres café o té?” en vez de “¿Qué quieres beber?”
  • Usar anotaciones o recordatorios para las actividades diarias, que especifiquen cómo vestirse, cómo preparar una comida sencilla, entre otros y para recordarles sus citas y sus medicamentos.
  • Asistir a grupos de apoyo para aprender cómo otras personas en la misma situación encaran las tensiones de cuidar de alguien con demencia.
  • Usar centros asistenciales, o programas de cuidado temporal para ayudar a evitar el agotamiento excesivo y la tensión en las personas al cuidado de paciente.